El método más eficiente para intentar recuperar nuestro móvil mojado.

¿Alguna vez se te ha caído el móvil al cubo de agua? ¿Tal vez al W.C.? o peor aún … ¿Te lanzaste a la piscina con el móvil en el bolsillo? Cuando tu dispositivo móvil está completamente mojado, si eres lo suficientemente rápido, puedes lograr salvarlo!

Siga los pasos descritos en este artículo para intentar salvar tu teléfono móvil.

1. Retire el teléfono del agua lo más rápido posible. 

Si está funcionando, apáguelo inmediatamente. Las tapas de plástico en los teléfonos son bastante apretadas, pero el agua puede entrar en el mismo en un corto período de tiempo, tal vez en sólo 20 segundos o menos. No lo conecte, ya que esto puede causar un cortocircuito.


2. No entre en pánico. 
El teléfono probablemente no estará muy dañado si se retira del agua inmediatamente. Es preocupante cuando el aparato se queda en un largo período de inmersión o en la lavadora durante todo el ciclo de lavado, pero aún vale la pena probar los siguientes pasos antes de desistir completamente.

 ¡Si el teléfono está conectado al cargador – que está conectado a la red eléctrica – no trate de sacarlo del agua! En vez de eso, apague la caja de fusibles de la casa para cortar la energía eléctrica. Compruebe si la electricidad ha sido interrumpida: encienda las luces y los aparatos electrónicos.  Si ninguno de ellos se enciende, es porque funcionó. Ahora que la energía ha sido desligada, puedes sacar el cargador de la toma y quitar el teléfono del agua. Es esencial apagar el fusible antes, ya que si no lo haces y tratas de sacarlo de la toma, puede causar un cortocircuito, algo que puede ser peligroso y doloroso…

A pesar de ser urgente retirar el móvil del agua, procure no entrar en pánico. Mantener la calma es importante para no terminar llevando un choque o empeorando aún más el problema.

3. Primer secado.

Mientras el papel o el paño absorbe el agua, saque la batería. Este es uno de los pasos más importantes para recuperar el teléfono. Muchos circuitos internos se resisten al agua – siempre y cuando no estén conectados a una fuente de energía a la hora en que entran en contacto con el líquido.

Para saber si el teléfono está realmente dañado, compruebe la esquina, cerca de donde la batería está localizada – allí deber ver un cuadrado o círculo blanco, con o sin líneas rojas. Si el cuadrado / círculo presenta un color rosa o rojo, el aparato ha sido dañado por el agua. (ha perdido la garantía oficial), pero aún puede ser recuperable!

4. Quite el chip (tarjeta SIM) y la tarjeta de memoria. 

Mucha información pueden estar almacenados en estas dos tarjetas pequeñas, (fotos, contactos…). Para muchas personas, guardar esas tarjetas es más importante que salvar el propio aparato.

Las tarjetas SIM sobreviven bien a los daños causados ​​por el agua, pero algunos de los siguientes pasos pueden dañarlo, por lo que es esencial retirarlo lo más rápido posible.

5. Retire  todos los componentes y cubiertas extraíbles. Esto incluye cualquier tapón y conectores externos (auriculares, tarjeta de memoria, cubierta, etc) para abrir tantas grietas en el aparato como sea posible y secarlas bien.

6. Seque el móvil. Cualquier gota de agua dejada en el interior puede arruinarlo, corroyéndolo y causando mal contacto. Obviamente, necesitas quitar la mayor cantidad de agua lo más rápido posible.

Para evitar que el agua se extienda por todas las esquinas del aparato, haga lo siguiente:

  • Seque suavemente el máximo de agua posible, sin dejar caer el teléfono. Evite agitar o mover el aparato en exceso, para evitar que el agua se propague.
  • Seque con un paño o toalla de papel. Lo ideal es intentar no obstruir las pequeñas cavidades en el interior del teléfono con pedazos de papel mojado. Continúe secando para eliminar el máximo del agua restante.
  • (Opcional) – Si ha retirado la batería a tiempo, limpiar el interior del aparato con alcohol líquido puede resolver el problema (el alcohol hace que el agua se evapore).

7. Utilice una aspiradora, si es posible. Si desea tratar de aspirar el líquido de las partes internas del teléfono, intente usar una aspiradora. Retirar toda la humedad, manteniendo el aspirador sobre las áreas afectadas por hasta 20 minutos, aspirando el agua de cada área accesible.

  • Este es el método más rápido y puede secar completamente el dispositivo, haciendo que funcione en 30 minutos. Sin embargo, a menos que la exposición al agua ha sido extremadamente corta, no es recomendable intentar encender el teléfono tan rápido.
  • Tenga cuidado de no dejar el aspirador muy cerca del móvil; Puede crear electricidad estática, lo que es aún peor para el aparato.


8. No utilice un secador de pelo. 
Al contrario de lo que mucha gente piensa, no se recomienda el uso de un secador de pelo (incluso en modo “frío”) para secar el teléfono. El uso de un secador puede separar aún más la humedad en los componentes pequeños y profundos dentro del mismo – el aire del secador está muy concentrado en un solo punto. Y si el aire es muy caliente, probablemente va a derretir los componentes.

  • La humedad puede terminar siendo “empujada” aún más dentro del aparato, pudiendo causar corrosión y oxidación cuando los minerales del agua se depositan sobre el circuito. El uso de un secador puede ser una solución temporal, pero esto acabará dañando los componentes internos.

9. Sílice, arroz… La utilización de una sustancia con alta capacidad de absorción puede ayudar a extraer la humedad.

Deje el aparato en un tazón o bolsa herméticamente cerrada con arroz crudo durante la noche. El arroz absorberá la humedad restante.

  • Si es posible, es preferible utilizar un agente desecante (aquellos potentes de sílice encontrados frecuentemente dentro de frascos de medicamentos, multivitamínicos, calzados, etc). Absorbe la humedad mejor que el arroz. Coloque unos sobres de desecante junto con el aparato dentro de una bolsa de plástico o un recipiente de plástico herméticamente cerrado. Deje el teléfono en la bolsa o recipiente el mayor tiempo posible (durante la noche) para que la humedad sea absorbida.


10. Pruebe el aparato. 

Después de haber esperado por lo menos 24 horas, o más, si es posible, asegúrese de que todas las partes de su teléfono están limpias y aparentemente secas (incluyendo grietas, salidas para periféricos y compartimentos). Vuelva a colocar la batería en el teléfono. Intente conectarlo. Si el teléfono no funciona, intente colocarlo en el cargador sin la batería. Si se conecta, es porque probablemente necesitas cambiar la batería.

En caso que el dispositivo continúe sin encender o presente un mal funcionamiento es posible que persista humedad en el interior, (inaccesible sin desmontaje) o que ya se hayan producido daños internos.


Si has seguido estas instrucciones y no han funcionado ó incluso si quieres asegurarte de que no tendrás un disgusto  más adelante…, acércanoslo a iDg Reparaciones.

Le recomendamos que no oculte el hecho de que el aparato ha sido mojado – podremos hacer mejor el trabajo si contamos con la información sobre lo ocurrido el proceso que ha seguido.

En iDg Reparaciones, desmontamos y limpiamos el aparato con alcohol isopropilico, “lavando”  la placa lógica del terminal en un máquina de ultrasonido. Si es necesario, re-soldamos los componentes dañados por el agua y sustituimos los conectores que lo precisan. Nuestro proceso de tratamiento de placa consigue recuperar un alto porcentaje de terminales afectados gravemente.

¿Cómo salvar mí móvil mojado?

¿Cerca de Murcia o Alcantarilla? Pásate por nuestras tiendas y disfruta de nuestro Servicio Express: ¡listo en dos horas! Descartar

Compártelo

¡Pásalo!

Compártelo con tus amigos